MICROCUENTOS DE VERANO II


Esta noche toca microcuento y es uno bastante especial, porque mis compañeros del grupo Gigantes de Liliput en la red Netwriters lo votaron como medalla de oro en su, hasta ahora, última edición. Espero que os guste. Feliz verano.


¿Volver a empezar?

Después de contemplar durante eones las consecuencias del Big Bang, la expansión de la materia, la creación de galaxias, mundos, púlsares y quásares, tiempo durante el que civilizaciones primitivas surcaron las estrellas y entes de energía pura decayeron en la más profunda oscuridad, el Gran Albañil se aburrió de esperar a que ocurriera algo nuevo. No podía aguardar a que el Universo implosionase hasta convertirse de nuevo en el Ladrillo Infinitesimal. Lo juntó todo con sus manos de dimensiones inabarcables, hizo una bola y lo recicló por completo. Fundido a negro.

Comentarios

  1. Merecida medalla, porque el micro bien lo vale. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te imaginas que todo fuera un borrador infinito? Es broma :)
      Un beso, compañera.

      Eliminar
  2. Escribo solo para comunicarme, yo no tengo la dicha de saber escribir como los maestros de la pluma, pero naturalmente que sé cuando alguien escribe bien, más que nada por que me emociona y el microcuento ( si ya de por si escribir algo corto, completo y comprensible es difícil) me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribe siempre que quieras, querido amigo. Bienvenido seas a estas humildes páginas. Estoy encantado de que disfrutes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¿Que si nos gusta, dices? ¿Que si nos gusta?
    ¿Le gusta a Homer Simpson la cerveza?
    :-)
    Cuando te pones mode +GranNarrador on eres inmenso, paisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay paisana, tú que me lees con buenos ojos (de maestra):
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  4. Eh, yo había comentado este texto y no me veo mi comentario por aquí ¿Tienes este trabajo colocado en otro sitio?
    En fin, que me repito: Un excelente trabajo. El Gran Albañil en paro también por la burbuja inmobiliaria y la decadencia humana. Así no hay quien construya algo que merezca la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Carmelo. A veces ocurre, no sé si es problema de la plataforma blogspot, ojalá lo supiera. Me ha sucedido, incluso, con alguna respuesta mía a comentarios. Me alegro, en cualquier caso, de que perseverases. El relato lo escribí en origen para Gigantes de Liliput, en la red social para escritores Netwriters (ahora en obras hasta su reapertura en septiembre). Gracias por tu visita y tu comentario.

      Eliminar
  5. Mira que el tema era complicado… Y sin embargo, una vez más, sacaste un gran texto de tu chistera. Bien escrito, original y un brillante ganador. Felicidades.
    A la vuelta del verano esperamos la revancha :-)

    Besos y muchos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá el retorno de Netwriters sea pronto. Los concursos semanales me ponen las pilas y lo necesito, ahora que el estío ha amodorrado a las musas.
      Besazos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Siguiente, por favor

La gran regata de la historia

Historia del arte