Pages

sábado, 2 de enero de 2016

Feng Shui



Isaac se apartó con espanto de la mesa en la que que había colocado las figuras del nacimiento. Alguien las había desbaratado. Los pastores estaban despatarrados de cualquier manera, los calderos volcados, las mujeres huían despavoridas del manantial. Ni rastro de animales, domésticos o salvajes. Las patrullas romanas se acuartelaban en el palacio del gobernador.
Se dio la vuelta y salió de su casa, necesitaba aire fresco. Sin embargo, en el exterior la gente yacía desperdigada en las calles desiertas. El silencio se había adueñado de la ciudad.
Con sus dedos gordezuelos, David volvió a jugar con la figurita de Isaac en el belén que su madre había colocado con primor.



12 comentarios:

  1. ¿Será también así en la vida real? ¿Te imaginas que un ser más grande y poderoso nos esté manejando a su antojo? A nosotros, ya ves, que somos los dueños de este mundo, qué tontería. Oye, ahora que lo pienso, a ver si va a ser eso que llaman Dios.
    Buen micro ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O un sombrerero loco que, además de organizar fiestas, se dedica a jugar con nosotros como nosotros jugamos al ajedrez. Ahora que lo pienso, ¿jugarán los alfiles con peones de otro mundo más diminuto?
      Gracias por la visita. Un beso.

      Eliminar
  2. Tu micro me recuerda lo pequeños que somos en el universo, apenas pelusillas en el ombligo. Pero incluso una figura de belén tiene derecho a la existencia, a la vida que le presta un escritor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A mí me ha dejado con un runrún....
    Muxuak eta Urte Berri On, bien llenito de letras!
    ;)

    ResponderEliminar
  4. A mí me ha dejado con un runrún....
    Muxuak eta Urte Berri On, bien llenito de letras!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha dejado runrún, he hecho bien el trabajo. Me alegro de que te gustara y de que visites estas tus ramas también. Urte berri on. Laster arte!

      Muxuak.

      Eliminar
  5. Qué raro. Creí que te había dejado comentario. En él decía que los seres humanos somos pelusillas en el universo. Lo malo es cuando ese ser superior se las saca y las tira en cualquier lado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 28 de diciembre parece haber extendido sus alas sobre los aliados blogeros. No me parece malo encontrar pelusillas flotando en el aire, traen atmósfera de primavera. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Pedro, imposible quedarse impasible tras este micro. Como mínimo un pinchazo en el alma. Enhorabuena.

    Besarkadatxu bat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Literatura ha de sacudirnos, no puede dejarnos indiferentes. Me alegra que te haya llegado.
      Besarkada bat.

      Eliminar

Regocijo

Hilaria se abrió paso en silencio entre las que rodeaban el cadáver. Bajo el sol del mediodía, una miríada de insectos volaban ya sobr...