Pages

domingo, 17 de abril de 2016

El efecto mariposa

El niño contempla con embeleso el aleteo silencioso de la delicada mariposa biomecánica. Su padre suspira al pensar que ha merecido la pena gastar una pequeña fortuna por ver esa sonrisa.

Mañana hará frente al desempleo al que lo ha condenado el nuevo androide recepcionista.

Fotografía: lightwise

4 comentarios:

  1. La vida está llena de paradojas que sólo advertimos cuando nos hacemos mayores, mientras, vivimos de instante en instante, como las sonrisas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que eso, vivimos al día y por contentos nos damos. Debemos volver a la mirada del niño, la que nos permite percibir la realidad como es y no como queremos que sea.

      Eliminar
  2. Vivimos en un tiempo dominado por la tecnología; sin embargo, cuánto cuesta dar un abrazo.

    Ese abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no tengamos que acabar pagando por ellos...
      Yo te lo doy gratis :)

      Eliminar

Regocijo

Hilaria se abrió paso en silencio entre las que rodeaban el cadáver. Bajo el sol del mediodía, una miríada de insectos volaban ya sobr...