CUATRO ESCALONES


Este micro quiero dedicárselo especialmente, además de a todos los habituales, a un buen amigo: Iñaki Fernandez del Rio. Sé que andas por ahí, entre las ramas de este árbol que habitamos, aunque te de corte saludar. Y si hay alguno que todavía no se ha dado a conocer está cordialmente invitado a hacerlo. Un saludo siempre es gratificante.

CUATRO ESCALONES


—Aquí Rojo Tres. Estoy en la escalera final. Tengo el objetivo a la vista. Repito: Puerta a la vista. Cambio.
—Recibido. ¿Distancia al blanco? Cambio.
—Rango Cuatro. Cambio.
Me sudan las manos. Tan cerca…
Resuenan las voces en los pasillos allá abajo: «¡Tres!». Ha estado cerca…
Se acerca mi turno. Miro hacia arriba. He de conseguirlo. El equipo rojo depende de mí. Azul y amarillo han estado a punto de lograrlo.
Allá voy… «¡Cuatro!».
—Uno, dos, tres… y cuatro. Meto en casa y cuento diez.




FIN

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Thanks Lin! I hope you get better soon. Best wishes.
      Kisses&Hugs

      Eliminar
  2. Cómo me gustó el micro, Pedro, por la originalidad a la hora de afrontar el tema y por lo bien has logrado engañar al lector.

    Fue Jean de la Fontaine el que dijo que engañar al que engaña es doblemente entretenido. Esta te la guardo ;-)

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      No será la primera, ni la última vez, que soy yo el sorprendido. Lo dejamos en un empate, ¿de acuerdo?

      Besos y abrazos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Siguiente, por favor

La gran regata de la historia

Historia del arte