Pages

domingo, 6 de octubre de 2013

DISPUTA TERRITORIAL


—Y… ¿si lo echamos a suertes? —dijo Néstor, el de más edad, con la autoridad que, cree, le otorga la experiencia de los años.
—Yo creo que sería mejor un sistema de turnos rotatorios. Hoy yo, mañana tú…
—¿Por qué tú el primero, eh, eh? —Shelma interrumpió al tecnócrata de Julien. Era tan pedante…
—No hay que olvidarse de David, al fin y al cabo, él estaba aquí primero… —Néstor hizo un gesto de condescendencia, como si esperase alabanzas por su magnanimidad.
—Sst, sst, ocultáos. Dejad que hable David o Sigmund descubrirá que no está solo aquí dentro.



—Como sabe, señor Hanssen, estamos aquí para tratar su trastorno de personalidad múltiple —dijo el doctor.


10 comentarios:

  1. Querido amigo: creo que me voy a hacer adicto a tu página. Este micro me parece enormemente inteligente, de esos que te arrancan una sonrisa después del punto y final.

    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido Manuel. Eres bienvenido a estas ramas siempre que quieras.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Aquí mi paisano derrochando poderío en ciento veinte palabras. Se nace así o no se nace.
    En Bilbao, naturalmente.
    :-)
    Abrazos, paisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi paisana, que me saca los colores.
      ¡Besos y abrazos!

      Eliminar
  3. Ya sé porque te haces llamar Ultralas, ¡ojo, que me ha costao relacionarte! Veo que la multiplicidad de tus alas crean maravillas. Y siendo paisano.., tó se pega.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Rosa. Para ser sincero la historia de Ultralas es más bien prosaica, pero ahora has hecho que cobre un nuevo sentido. Las noches serán, para siempre, etéreas.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. A mi me gusta mucho la historia de Ultralas. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias Linn por venir a visitar tu rama. Besos

      Eliminar
  4. Qué micro tan inteligente, Pedro, y con ese sentido de humor tan tuyo que lo hace especial. Leyéndolo, incluso yo desearía tener trastorno de la personalidad múltiple. ¿O caso lo tengo ya? :-)

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los escritores siempre trasladan parte de su personalidad a sus narradores, aunque no lo hagan con los personajes. A través de ellos, ven el mundo y ofrecen su perspectiva, su mirada. Yo creo que mucho de eso tienes :)

      Besos y abrazos

      Eliminar

Regocijo

Hilaria se abrió paso en silencio entre las que rodeaban el cadáver. Bajo el sol del mediodía, una miríada de insectos volaban ya sobr...