Pages

domingo, 26 de enero de 2014

LECCIÓN DE HISTORIA

Microcuento ganador de Gigantes de Liliput esta semana, bajo el tema Ironía. 
Netwriters

------------------------------------------------------------------------------------

El campo de Auschwitz es ahora una especie de parque temático. Te sobrecoge la sensación de estar rodeado de almas presas de su propio espanto.
Asisto a una charla en uno de los barracones. Escuchar la voz humana alivia la opresión.
—¿Qué lección podemos extraer de lo ocurrido aquí? —La guía alemana hace una pregunta valiente, sometida a la tradicional mirada acusadora del mundo.
Varios visitantes, tocados con el kipá judío, se miran entre ellos. Dejan que conteste el más joven: «La Historia nos enseña lo que no debe suceder de nuevo».

Se levanta un hombre del fondo del grupo y se ajusta la kufiyya palestina. Nos mira y abandona la sala en un silencio que clama a gritos.

Fotografía: Amparo. Blog: Momentos de Amparo

9 comentarios:

  1. Me encantó esto, me dejo con un nudo en la garganta. Me gusta la respuesta del niño más joven. La historia nos enseña lo que no debería suceder de nuevo. Bien hecho querido. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos aprender de la Historia, pero una y otra vez insistimos en los mismos errores, no importa si hemos sido ofensores u ofendidos.
      Un beso enorme, Linn.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo totalmente, Pete. Besos y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El respeto a las diferencias, el derecho a la vida… el que nadie ni mejor que nadie. Sencillas lecciones que la Historia nos da y que incluso se han tenido que recoger en la declaración de los derechos humanos de 1948. Y sin embargo continuamos errando nuestro camino al anteponer intereses personales al dialogo. Un gran micro, Pedro, que espero sirva para reflexionar, al menos a nivel particular.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a hacer una confesión. Desde que lo escribí, apenas una semana atrás, no he dejado de reflexionar sobre el tema y la intención del relato. Cuantas más vueltas le doy, más aristas y perspectivas le descubro. Voy a tener que dejar de hacer esto... :)
      Besos y abrazos.

      Eliminar
    2. Es que lo que tienes que hacer es dejar de buscar aristas, para encontrar caras. Porque no debemos olvidar que cada micro, texto o poema no es sino un poliedro con infinidad de caras. Tantas como lectores se miren en él :-)

      Eliminar
  4. Al menos las aristas producen inquietud... y conocimientos. No hay nada peor que la inferencia. Aunque tampoco hay nada mas importante que la paz... con justicia. Un abrazo, Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero decir: nada es peor que la indiferencia, claro :-)

      Eliminar
    2. Seguiremos intentando que nadie quede indiferente a la barbarie, tenga el signo que tenga y que, algún día, sea posible la paz.
      Gracias por tu visita, querido Emilio.
      Un abrazo.

      Eliminar

Regocijo

Hilaria se abrió paso en silencio entre las que rodeaban el cadáver. Bajo el sol del mediodía, una miríada de insectos volaban ya sobr...