Pages

lunes, 8 de septiembre de 2014

¿PASADO O FUTURO?

Sentado en el lugar prominente observo a los retoños compartiendo el espacio cubierto delante de la caverna comunal. El mío, tan parecido a mí en todo, domina claramente el juego. Lanza la piedra como nadie. Acaricio mi arma. Está pulida con mimo y me ha ganado el sobrenombre de «bueno-más-bueno» por mi habilidad. Nadie osa enfrentarse a mí ahora, y menos cuando, ante un lance de juego que no me ha gustado, increpo a los demás con mi voz poderosa. Pido a mi vástago que lo golpee duro en la cabeza. Cuando veo los efectos, sonrío satisfecho. Lo estoy preparando para el futuro.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me temo, querida Rosa, que la respuesta es menos difícil que la pregunta. Gracias por llenar de color estas ramas un tanto oscuras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué bueno, paisa, y qué terrible.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos queda sino afrontar lo terrible de la realidad y tratar de mejorarla como podamos. Visitas como la tuya siempre la hacen llevadera.
      Abrazote, paisana.

      Eliminar

  3. Tu texto me ha recordado los versos Kapuściński:
    “…mientras quede siquiera un árbol
    sobre la superficie de la tierra
    la gente morirá asesinada con palos de madera”.

    Ojala él se equivoque y tu relato sea parte del pasado. Me encantaría pensarlo, aunque soy bastante pesimista al respecto. Enhorabuena por el micro, pese a su dureza, o tal vez por ella, me ha gustado mucho.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a intentar pronunciar ese apellido, pero lo has hecho con maestría, querida.
      Ojalá se equivoque.
      Besos.

      Eliminar
  4. Breve y lleno de matices sugerentes. Resumes como nadie y siempre llegas al lector. Por eso repetimos paseo por esta rama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Carmelo, me abruma tu comentario y me anima a seguir intentándolo. Regresa siempre que quieras a este árbol que es tan tuyo como de todos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Estupendo micro, Pedro. Creo que cada vez estamos más cerca de esa caverna.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no sea por no seguir intentando que lo que dejamos a nuestros herederos sea arte, paz y armonía.
      Un abrazo.

      Eliminar

Regocijo

Hilaria se abrió paso en silencio entre las que rodeaban el cadáver. Bajo el sol del mediodía, una miríada de insectos volaban ya sobr...