Elección


A sus pies los últimos amigos, su madre y los soldados romanos. Sonó un trueno y la tierra entera tembló.

—Padre, perdónalos…

Era el momento esperado, todos pendientes de su persona.

—Perdónalos…

Libre de las ligaduras, soltó los brazos y descendió por su propio pie. Abandonó el escenario de la crucifixión. No estaba dispuesto a perdonar. No otra vez…



***

Éxito abrumador del último musical tras los cambios efectuados en el guión. Nueva banda sonora ya a la venta.


Fotografía: somosvicencianos.org

Comentarios

  1. ¡Pobrecito! Tanto utilizar su nombre en vano, ya está un poquito harto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez por ver que las cosas (casi) nunca cambian, querida Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Peazo irreverencia, paisano.
    Me encanta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Plas, plas... ¿Dónde se puede encontrar la banda sonora? Me encan... ¿Puedo decirlo? Me encanta :-)

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene ya unos añitos, pero sigue teniendo mucha vigencia, ¿no te parece? :)
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Siguiente, por favor

La gran regata de la historia

Historia del arte