Benevolencia (Extracto de “La verdadera historia de Oz”)


«Adelante», dijo el mago y el hombre de hojalata le respondió: «He venido a por mi corazón».


«Muy bien, pero no haré un agujero en tu pecho metálico para colocarlo; se me ocurre una cosa mejor», repuso meditabundo el mago mientras de una mesita cercana tomaba un cofre. Lo abrió para ofrecérselo al hombre de hojalata. «¿Será un corazón bondadoso?», preguntó este con algunas dudas. «La elección es solo tuya», fue su respuesta.

Así fue cómo consiguió un corazón de oro el antiguo leñador, maldito por la bruja malvada del Oeste, de una entresaca de huevos de chocolate, envueltos en bonitos papeles de colores brillantes.

Comentarios

  1. Y confirmando lo que dijo Shiller — aquello de que en el corazón brilla la estrella del destino— el hombre de hojalata eligió el que por naturaleza y acciones le pertenecía.

    Soy bastante crítica con los textos basados en “El Mago de Oz”, uno de mis cuentos más queridos, pero has superado la prueba. Felicidades.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una gran responsabilidad. Me dejas más tranquilo :)
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Siguiente, por favor

La gran regata de la historia

Historia del arte